Se ha detectado una vulnerabilidad en la memoria del kernel de los procesadores Intel, lo cual forzará el rediseño de sistemas operativos Windows y Linux. Algunos otros sistemas operativos pueden requerir solo una actualización. Se prevé que las correcciones de esta vulnerabilidad pueden afectar el rendimiento de los procesadores Intel, disminuyendo en algunos casos hasta un 30% su velocidad. Sistemas operativos similares, como macOS de 64 bits de Apple, también deberán actualizarse; la falla radica principalmente en el hardware Intel x86 y x64.

Esta vulnerabilidad podría permitir leer el contenido de la memoria del kernel o núcleo, la cual puede contener contraseñas, datos de inicio de sesión en aplicaciones, navegadores, etc. Lo anterior indica la urgencia de reparar esta falla lo antes posible de parte de los desarrolladores de sistemas operativos y a largo plazo un rediseño de la arquitectura de los procesadores Intel a nivel de hardware.

Impacto:

Esta falla no solo afecta a la infraestructura on-premise de las empresas con procesadores Intel modernos, también podría afectar a los grandes entornos de computación en la nube, como lo son; Amazon EC2, Microsoft Azure y Google Compute Engine.

>>> EN ARAME SOMOS EXPERTOS EN REDUCIR RIESGOS DIGITALES, CONÓCENOS<<<

Referencias: