Trabajo en Equipo

Un área de conocimiento dentro de metodología de PMI es la Gestión de Recursos Humanos, los cuales son el elemento más importante para la llevar a cabo la ejecución del proyecto.

Los métodos de gestión de proyectos hacen hincapié en la necesidad de crear equipos de trabajo compuestos por personas con conocimientos y habilidades complementarias, que trabajen de manera conjunta y organizada para alcanzar un fin común.

Trabajar en equipo conlleva colaborar de manera conjunta, compartir ideas, estrategias, procedimientos  y técnicas que harán llegar al objetivo del proyecto.

No debemos confundir un equipo de trabajo con un grupo de trabajo; porque en un grupo sus integrantes trabajan para su propio beneficio, sin importar el bien de los demás, siempre quieren obtener un liderazgo propio, en donde no se toma en cuenta lo que piensa el resto de sus miembros. Trabajar en equipo, es perseguir un mismo objetivo y enfocar los esfuerzos en la consecución de la meta planteada.

Trabajar en equipo no es una tarea fácil, pues muchas veces conlleva a aceptar diferentes puntos de vista, sin embargo, este proceso es mucho más enriquecedor tanto para los integrantes, como para el proyecto.

Por lo general cada miembro del equipo, es responsable de tareas y funciones específicas sin perder de vista el objetivo del proyecto, ya que si solo se trabaja para la actividad realizada, es altamente probable que se pueda perder control.

Recomendaciones para un exitoso trabajo en equipo:

  1. Interacción y comunicación: Los miembros de cada equipo, además de interactuar entre ellos, deben establecer un canal de comunicación eficaz, que facilite el acceso a la información y la toma de decisiones.
  1. Cohesión e  identidad común: Una de las bases para crear un equipo es que las personas quieran pertenecer y colaborar con cada una de las actividades asignadas.


  1. Ambiente de Respeto: Es importante trabajar en un ambiente de respeto donde exista libertad para expresar las ideas y opiniones personales, sin ser juzgado por el resto del equipo. Así mismo, se debe respetar el tiempo y trabajo de los demás.
  1. Establecimiento de roles: Para que un equipo de trabajo funcione de manera eficaz, cada miembro del equipo debe asumir un rol propio y ser responsable con cada tarea que se les asigne.

 No siempre daremos al principio con el mecanismo perfecto. Puede haber cierta descoordinación. Se trata de ir ajustándolo poco a poco, aunque de forma ágil y flexible, para que el impacto en el resultado sea el menor posible.

Recordar que pueden existir momentos de “flaqueza” lo importante es saber que se puede  contar con los demás y que trabajar en equipo contribuye al éxito del proyecto.

Colaboración : Cynthia Jiménez | Arame