18/06/2018

¿Usas banca móvil?

Si eres de los que acostumbra a usar apps bancarias para hacer transacciones y pagos desde tu dispositivo celular, esto te interesa, ya que hoy en día, el porcentaje de fraude y robo de identidad a través de la banca electrónica se ha incrementado.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) indicó que en el 2017, se recibieron 39,773 quejas de personas que hicieron uso de la banca electrónica y que indicaron que fueron víctimas de fraudes a través de las apps de banca móvil. Mientras que en el 2016, se recibieron 7 millones 238, 091 reclamaciones, de las cuales, 73% (5.3 millones) correspondieron a posibles fraudes.  

Los atacantes cibernéticos pueden tener acceso a nuestros datos e información financiera a través de diferentes canales: phishing, smishing, vishing y pharming, son métodos utilizados por los atacantes para obtener información personal. 

                      Descubre los fraudes cibernéticos más comunes

Es importante tener una protección en nuestra computadora o laptop, pero hoy en día también es importante proteger nuestros dispositivos móviles.  Ya que, tener nuestro dispositivo vinculado a nuestra tarjeta de crédito y débito, incrementa el porcentaje de ser víctimas a través de la banca electrónica. Al descargar aplicaciones poco confiables, utilizar conexiones abiertas, aceptar solicitudes de acceso a nuestros contactos, micrófono, ubicación, cámara etc, podríamos estar abriendo la puerta a los atacantes y darles acceso completo a nuestros teléfonos. 

          También te podría interesar: ¿Cómo evitar el fraude en línea?

Con el objetivo de prevenir que más personas caigan en este tipo de fraudes, Condusef comparte a los usuarios de banca electrónica las siguientes recomendaciones:

1. No realices transacciones financieras en computadoras de uso público.

2. Desactiva la opción «recordar contraseñas» en el servicio de banca por Internet, en tu dispositivo móvil y Pc.

3. Solicita o activa el registro de alertas al celular o correo electrónico.

4. No respondas los mensajes de algún correo sospechoso o remitentes desconocidos.

5. Nunca ingreses tus contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio que te llegó por correo electrónico, chat o mensaje de texto.

6. Evita proporcionar tu información financiera.

7. Llama directamente a la institución bancaria ante cualquier duda.

8. Programa los movimientos que vas a hacer (pagos, transferencias u operaciones), para evitar tener abierta la sesión por mucho tiempo. Concreta la operación y cierra tu sesión. Nunca dejes abierta la sesión.

9. Verifica por semana o quincena el estado de cuenta (Internet) para ver  que no haya cargos extraños.

10. Teclea la dirección de Internet del banco, evita ingresar a sesiones            mediante hipervínculos que recibas.

   

 

  •  ¿Qué te pareció este artículo? Cuéntanoslo en los comentarios.

Síguienos en nuestras redes sociales